Tantas veces he escuchado a cristianos decir:

“El dinero es malo.”
“Es malo querer más dinero.”
“El dinero no es importante.”
“Yo no quiero dinero.”

Imagínate todas esas creencias y yo hablando de dinero, de cómo hacer dinero con internet, de cómo vivir tu propósito mientras eres recompensado, así que sé que para muchos ha sido hasta incomodo leerme… ¿o sea, cómo Karla? ¿y eso tan hueco?

Quiero decirte algo:

Si tú quieres bendecir, si tú quieres ayudar, si tú quieres dar, primero necesitas recibir.

En 2 de Corintios 9:11 dice:

“Ustedes serán enriquecidos en todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de gracias a Dios.”

La Biblia no dice que el dinero sea malo, de hecho, si lees desde el antiguo testamento hasta el nuevo te darás cuenta de que hubieron muchas personas que tenían muchísimo dinero (Dios las bendijo) y amaban a Dios.

El conflicto no es el dinero, sino el corazón del hombre.

El verdadero problema es el amor al dinero.

No sé qué es lo que Dios tiene para ti, pero estoy segura que Él quiere bendecirte en todas las formas posibles, no sé si te dará gran abundancia financiera o no, pero sé que puedes pedirle y quizás Él quiera dártelo, porque al recibirlo puedes bendecir a muchas personas más con tu generosidad.

No se trata de ti.

No es que sea malo que tú tengas una vida libre y plena, de hecho es algo maravilloso! Pero se trata de que a través de lo que recibas aprendas a dar, regresar a Dios lo que es de Dios.

Una de las formas en las que yo he visto una y otra vez que puedes:

Vivir tu propósito y pasión y,

Tener más dinero

Es tomando ventaja de lo que sabes (conocimiento) de tus experiencias, y de todas aquellas cosas que te hacen único.

Estamos viviendo en una era donde todos tenemos un deseo ávido de aprender más, de saberlo todo, de conocer las respuestas, de hacer las cosas nosotros mismos, de recorrer el mundo y que queremos todo:

Rápido. Ya. Para ayer.

Tener un negocio de bolsillo, o sea, un negocio digital te permite ayudar con tu conocimiento, talentos, experiencia. Puedes comenzar a crear infoproductos, vender lo que sabes, y entregarlo YA… como para que las personas desesperadas que quieren sanar el dolor, arreglar el problema, aprender el idioma, bajar de peso, comiencen a hacerlo tan pronto como te pagan.

Y hay una cosa que creo…

Si Dios quiere bendecir a alguien, creo que quiere bendecir a sus hijos, a quienes lo aman.

Imagínate si tú pudieras usar tu influencia para lo bueno, para transformar el mundo, para traer luz, para que la gente conozca de Dios, para que sanen de enfermedades, para que vivan una vida más saludable, para que…. #ponaquíloquequieras…

Entonces este mundo sería distinto.

En mi próximo post te voy a decir qué es lo que necesitas para vender tu conocimiento, también puedes comprar mi guía: “Vende tu Conocimiento y Vive de tu Pasión” por tan sólo $7 dólares dando clic aquí.

Te dejo un abrazo apretado,

Karla

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This