No sé exactamente cuanto tiempo le he estado sacando la vuelta a este post y no porque sea algo malo, de hecho es una de las cosas más bonitas que me han pasado pero, es diferente.

Si ya me lees desde hace tiempo sabes que escribo como hablo y digo las cosas que son como son… lo bonito bonito, lo difíciil, difícil, lo feo pues feo y qué.

Y bueno quiero contarte hoy por qué he estado TAN desaparecida.

Hace ya aproximadamente dos meses que escribí mi última entrada en mi blog, aún cuando he estado haciendo cambios a mi página, que seguramente cambiará todo también.

Te cuento…

El 2017 lo cerré feliz de que se terminaba, la verdad no fue mi mejor año por más que quería que así fuera, fue difícil, muchos retos personales y conflictos, etc.

2018 comencé feliz también, y pensando en cuál sería mi palabra del año.

Primero pensé: VISIBILIDAD, sí quiero ser más visible, pero luego dije nah, necesito algo diferente.

COMPROMISO porque luego no me comprometo de verdad con mis resultados, mi audiencia, mis programas y eso afecta directamente en mi visibilidad.

Hecho. Compromiso será.

Mientras tanto yo estaba escuchando los podcasts de Mia Davies (GodCenteredSuccess.com) y me iban cayendo muchos veintes (momentos que hacían clic) y muchas pedradas.

Finalmente, gracias a uno de sus audios decidí que mi palabra del año sería BELIEVE.

Y que este año no iba a buscar mejorar mis resultados desesperadamente, o que iba a buscar generar $10K al mes, o que iba a buscar lanzar 3 nuevos programas…

Mi prioridad sería una: BUSCAR A DIOS y CREER, CREERLE.

Y así comenzó 2018. Haciendo cambios a mi vida. Rindiéndome.

Dios comenzó a mostrarme que he sido egoísta, me enseñó que en la industria en la que me encuentro mientras todos estamos desesperados buscando mejorar nuestros resultados, también todos… T O D O S o el 99.9999% están hablando constantemente de:

El universo.

Todos se han olvidado de Dios. El Dios real. Jesucristo.

En cada curso que he comprado, en cada programa en el que he estado donde se enseña de mentalidad escucho cosas como:

“Pide al universo, agradece al universo, el universo quiere darte… puedes llamarlo dios, universo, como quieras”

Y Dios me enfrentó a una verdad:

Los líderes, coaches, influencers, profesionales necesitan escuchar de Dios, del Dios de la Biblia, no sólo del universo que está por todos lados.

Y aunque yo ya tenía mi 2018 planeado en gran parte:

“Estos son los 3 programas que lanzaré…”
“En Enero haré xxxx”
“En Febrero promoveré y lanzaré…”

Etc.., y Dios me dio frenón en seco y me desarmó.

De un momento a otro se fue TODO lo que soñaba. Todo lo que hacía que me moviera hacia adelante de la forma en la que lo hacía, mi motivación principal: DINERO.

Y Enero se convirtió en un mes de obsesión con Dios.

Detox total del internet, del negocio, de todo.

Y con eso Enero se convirtió también en el mejor mes de mi vida, un mes de increíble libertad, paz, renovación, soltar, rendirme, agradecer, amar, perdonar, sanar, liberar.

Abrí mi computadora alrededor de 15 minutos cada día o menos, algunas veces no la abrí y aún así, fue un gran mes en ingresos. #SóloDios.

Febrero Dios comenzó a cambiarme de dirección, de nicho, de todo.

Y es ahí donde estoy ahora.

No tengo muchas cosas totalmente claras, pero sé una cosa.

En mi blog estaré hablando de negocios digitales, pero es un hecho que:

1- Dios es el dueño y el centro de KarlaPuckett.com yo funciono como administradora.

2- Estaré hablando de Dios simplemente porque es parte de mi vida, y si hay quien no cree que es ético mezclar a Dios con los negocios, pues lo siento… creo que Él es el creador de los negocios, de hecho en la Biblia hay  montón de consejos de negocios.

3- No escucharás nada como: abre tu corazón al universo, agradece al universo, etc.

De hecho… si el universo es creación… ¿cómo para qué pedirle a la criatura en lugar de ir directo con el Creador? #Notienesentido

Es muy posible que me mueva a ayudar a líderes cristianos (o creyentes en el Dios de la Biblia): Coaches, Influencers, Profesionales, etc.

¿Qué estaré enseñando?
Como puedes vender tu conocimiento por internet mientras vives tu propósito. Si el internet está siendo usando cada día para cosas terribles, ¿por qué no ser luz con lo que tenemos y lo que somos?

Esta soy yo. Y aquí sigo.

Este período de detox ya está terminando y me verás por aquí con algo nuevo y fresco.

Love you,

Karla

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This