Te ha pasado que son las 10:30 PM estás lista para dormir y piensas en tu día: Lo bueno, lo malo, lo bonito y lo feo.

Te acuerdas que habías comenzado con la idea de alcanzar cierto objetivo y ¡oops! Se te fue el día y no lo hiciste…

Repasas tu lista y te das cuenta que no terminaste muchas de las cosas que comenzaste y no entiendes por qué, si de verdad estuviste MUY ocupada!

Tal vez hasta te estresas de más y llega el insomnio pero te prometes que mañana serás mejor y harás todo lo que tienes que hacer, “aunque sea lo último que hagas.”

Pero un día nuevo comienza y otra vez despertaste corriendo desde temprano y comienzas con la rutina:

Atender familia, llevar hijos a la escuela, tomarte un café, si alcanzas haces ejercicio y te pones a trabajar…

Tienes TODA la intención de ahora sí ser súper productiva, hiciste una promesa y tú cumples lo que prometes #obviamente.

Te sientas en la computadora y te acuerdas que tenías que checar Facebook.

Respondes el último mensaje en Whatsapp que viene de un grupo donde tienes 107 notificaciones.

Y te acuerdas que otra vez no hiciste aquella llamada para resolver el problema que traías en mente.

Y ya terminaste en algo totalmente lejano a donde ibas a comenzar.

Si esto suena familiar, tranquila… a todas nos ha pasado.

Todas podemos ser un poco más productivas, menos distraídas, más enfocadas y todas podemos alcanzar otra meta.

Hoy quiero compartir contigo 5tips que te van a ayudar a aumentar tu productividad, trabajar más inspirada y a alcanzar tus metas.

1- En lugar de correr como pollo sin cabeza cada mañana o sentir que comienzas estresada, frustrada o con la urgencia de un café porque es vivir o morir, comienza cada mañana con la siguiente pregunta: ¿Cómo me quiero sentir hoy? Escucha.

Piensa en una cosa, la que sea: Productiva. Enfocada. Feliz. Inspirada. Creativa.

Divertida. En Abundancia. Agradecida.

Y planea tu día con eso en mente. Si dijiste que quieres sentirte más inspirada entonces agenda un par de actividades que te regresen a la inspiración. Para algunas es pintar, para otras es leer, o tal vez colorear mandalas. Puede ser que para alguna sea ver una serie o película lo que ocasiona ese efecto de inspiración.

El punto es: Haz algo que sea congruente con el cómo te quieres sentir.

Cuando no escoges como quieres sentirte cada día, entonces simplemente “te sientes” y despiertas en modo de sobrevivencia.

Cuando escoges lo que quieres, eres intencional en tus actividades y ¡TU DÍA ES MEJOR!

2- Todas las mañanas piensa en tu objetivo del día y en 3 actividades que haciéndolas, ya todo lo demás es ganancia. Y sí, son 3, no veinte. Muchas veces tenemos una lista de cosas por hacer de hasta 20 cosas o más y en la noche nos preguntamos por qué no terminamos lo que teníamos que hacer.

La respuesta: Tu lista era enorme. Terminaste distraída.

Y al final no alcanzaste tu objetivo.

3- Enfócate en tus prioridades no las de los demás. Es súper fácil caer en las “telarañas” de los demás, como las llamo en mi programa Productividad InspiradaTM, o sea, en la agenda de otra persona, y luego quieres escapar pero ya te quedaste pegada por compromiso.

No es que la agenda de los demás tenga que importarte un pepino, pero importa más tu agenda.

Haz lo que tienes que hacer primero y después considera la agenda de los demás, si es que así lo quieres, recordando que NO es una palabra completa y está bien decirla cuando es necesario.

4- Trabaja por bloques de tiempo. A veces estamos tan decididas a trabajar que podemos pasar hasta 8 horas frente a la computadora, como si nos hubieran pegado con pegamento a la silla y se nos olvida existir (me ha pasado).

Si quieres aumentar tu productividad trabajar por bloques de tiempo te ayudará muchísimo a avanzar más rápido, con menos distracciones y con más inspiración.

Tú puedes escoger el tiempo que quieras para trabajar, por ejemplo: Puedes poner tiempos de 55 minutos de enfoque en UNA tarea + 5 minutos de descanso.

El tiempo que sea de enfoque tú decides que tan largo será, lo mismo tu tiempo de descanso.

Generalmente es hora de un descanso (o happy break) cuando comenzaron las distracciones, o tal vez ya comenzaste a bostezar, es ahí cuando tu mente dice HELP! hagamos algo diferente.

5- Mantén cerca de ti tu meta no.1crea un plan de acción para alcanzar esa meta. En inglés se utiliza el termino “Reverse Engineer” y esa es la forma en la que te recomiendo que trabajes, siempre comienza con el final en mente y parte desde ahí.

Verás como al hacer eso alcanzar tus metas se hace más sencillo porque ya sabes qué es lo que tienes que hacer cada día para lograrlo.

Vamos juntas por tu Vida Divina,

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This